EL MAR EN LLAMAS, Alberto Vázquez-Figueroa

AF Mar llamas.inddDespués de Tuareg y La Iguana, pasó algún tiempo antes de volver a leer algo de Alberto Vázquez-Figueroa. La elección fue El mar en llamas (2011), un sugerente título que prometía mucho.

Es cierto que el listón estaba alto, y que en la lista había antes muchas otras novelas del escritor canario que me apetecía leer. Pero me dejé llevar por las opiniones de la crítica y le di prioridad a la que se presentaba como una apasionante aventura en latitudes tropicales con un colosal desastre ecológico de fondo y ese ritmo trepidante y cautivador que Vázquez-Figueroa imprime a sus relatos.

La novela fue acogida por una lluvia de elogios por parte de la crítica, lo cual me dejó un poco descolocado porque, después de finalizar la lectura, yo me quedé un tanto frío. No sé exactamente qué esperaba de El mar en llamas, tal vez un desarrollo diferente de la historia. Y eso que el comienzo es magnífico y hay pasajes verdaderamente brillantes. Me pregunto entonces, ¿qué es lo que ha fallado?

Desastre ecológico, sabotaje y conspiración

El argumento es bueno: un accidente en una plataforma petrolífera del Golfo de México ha provocado un desastre ecológico sin precedentes. Pero existen unas fotos que demostrarían que el accidente fue en realidad un sabotaje.

Vázquez-Figueroa explicó que su historia estaba inspirada en el hundimiento de la plataforma de perforación Deepwater Horizon de la compañía petrolífera British Petroleum en abril de 2010.

15drilling-web-jumbo
Imagen del accidente de la plataforma Deepwater Horizon en 2010.

Asdrúbal Valladares, un escritor acabado y alcoholizado que vive en una triste cabaña en algún rincón de la República Dominicana, recibe la visita de una joven iraní en busca de ayuda: necesita que escriba un libro donde se cuente la verdad sobre este caso. Ambos se embarcarán en una investigación llena de altibajos, hallazgos y frustraciones. Una trama en la que aparecerán más personajes interesantes más o menos implicados en una terrible conspiración en la sombra.

Un tema fascinante, un argumento interesante, unos personajes atractivos… Después de leer El mar en llamas me da la sensación de que es como si un cocinero de reconocido prestigio y a partir de ingredientes de primera acabara sirviendo un plato mediocre.

libro-y-autor
El autor presentando su “libro horizontal”.

Lectura horizontal

Una de las aportaciones más interesantes de El mar en llamas no se encuentra en el contenido, sino en el continente.

La idea, al parecer, fue del propio autor, y consistió en cambiar el tradicional modelo de impresión a fin de aprovechar mejor el papel: El libro se imprimió en horizontal, y no en vertical como se hace de toda la vida, para ahorrar costes. Y además con papel ecológico. Yo no puedo opinar sobre este particular, ya que leí la novela en versión digital.

Han pasado siete años desde su lanzamiento y podemos decir que su idea, aunque novedosa y bien intencionada, no ha llegado a cuajar en el mundo editorial.

Si te ha gustado esta entrada no olvides hacer clic en Me Gusta. Y si quieres leer más reseñas tal vez te interese suscribirte a Un Humilde Lector.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s