EMBAJADOR EN EL INFIERNO, Torcuato Luca de Tena

embajador-en-el-infierno-torcuato-luca-de-tena.jpgSin entrar en consideraciones políticas, siempre he sentido mucho interés por la participación de combatientes españoles en la II Guerra Mundial, no importa cuál fuera el bando elegido. Hay algunos libros fantásticos sobre el tema.

Pero en esta ocasión voy a poner la lupa sobre la División Azul, el cuerpo de voluntarios que, apenas dos años después de terminada la Guerra Civil, se alistó para viajar a Rusia y luchar contra el comunismo junto al III Reich.

Embajador en el infierno (1956), de Torcuato Luca de Tena, recoge el testimonio del Capitán Palacios, un militar que formó parte de la División Azul, siendo hecho prisionero en 1943 cerca de Leningrado y que, como muchos otros, acabaría padeciendo el calvario del gulag soviético hasta su liberación en 1954. Se trata, pues, de una suerte de reportaje periodístico al que Luca de Tena da unos toques novelados para lograr una lectura más amena.

1149735.jpeg

Prisioneros en Rusia

El relato se inicia el 9 de febrero de 1943: Palacios y los suyos libran una batalla desigual en la que el enemigo le supera en número y en medios. Los españoles son derrotados y los que sobreviven son apresados:

“La noche, a nuestra espalda, cayó como un cerrojo sobre Asia, la cárcel infinita”.

Algunas de las atrocidades que se explican en Embajador en el infierno aparecerán años después en Archipiélago Gulag, lo cual quiere decir que no son invenciones o bulos (como proclamaba la propaganda soviética). El hambre, el frío, las enfermedades, las vejaciones, los trabajos forzados, los brutales interrogatorios y la pantomima de los juicios amañados son cosas que plasmará Solzhenytsin más tarde en su monumental y desgarrador testimonio.

Sin embargo, el relato del capitán Palacios no es tan desalentador, pues insiste en ensalzar la solidaridad, el honor y la inquebrantable fe en la “causa” de los prisioneros españoles, afeando la conducta de los traidores y los derrotistas.

Es más que probable que muchas de las anécdotas que se explican en este libro hayan sido convenientemente “adornadas” para revestirlas de épica y heroísmo. O esa fue al menos mi impresión. Si no es así, habrá que conceder que Teodoro Palacios es uno de los hombres más íntegros de la historia.

image_content_6086982_20170212145120
Teodoro Palacios Cueto (en el centro), protagonista del relato.

Después de cientos de historias (terribles, graciosas, trágicas y emotivas, hay un poco de todo), los pocos que todavía siguen con vida después de once largos años de cautiverio son repatriados a España en el buque Semíramis. Es el final de la pesadilla.

Sobre el autor

Para un verdadero amante de la historia capaz de sacudirse de encima los prejuicios, Embajador en el infierno es una lectura para disfrutar.

Obviamente, no faltan los que desde la ignorancia y el sectarismo automáticamente tachan de fascista todo lo que no encaja con su visión del mundo y que consideran a Luca de Tena un autor “facha”. Probablemente esta gente ignora que este periodista indomable fue perseguido incansablemente por la censura franquista mientras estuvo dirigiendo el diario ABC, literalmente acosado por el entonces ministro de información falangista Gabriel Arias-Salgado.

C6ASEC_WAAAvqBb.jpg
Torcuato Luca de Tena junto a Carmen Laforet, en una imagen de 1959

En efecto, Luca de Tena tenía sus ideas: era conservador y llegó a ocupar algunos cargos importantes durante el franquismo, aunque siempre se declaró monárquico y leal a Juan de Borbón. En suma, se mantuvo independiente y en ocasiones llegó a ser incluso realmente incómodo para la dictadura, que lo tuvo siempre bajo vigilancia.

Denostado por los franquistas más cerriles y despreciado después por los nuevos círculos intelectuales progresistas, el caso de Torcuato de Luca de Tena es en algunos aspectos muy similar al de José María Gironella. No es de extrañar que, harto de todo, acabara emigrando a México en 1973 y nunca regresara a España.

Si te ha gustado esta entrada no olvides hacer clic en Me Gusta. Y si quieres leer más reseñas tal vez te interese suscribirte a Un Humilde Lector.

3 comentarios en “EMBAJADOR EN EL INFIERNO, Torcuato Luca de Tena

  1. Qué gran reseña de un gran escritor, además, y muy mal visto en esta época que nos ha tocado vivir (aunque por lo que cuentas, tampoco era muy bien visto en la suya, pobre). Tengo un amigo polaco con el que estoy haciendo algunas lecturas conjuntas de las obras de Luca de Tena y esta es una de las próximas. Mi amigo siempre me dice: “El problema de España es que nunca ha sufrido en sus carnes el comunismo”. Si no has leído “Pepa Niebla”, también de este autor, te la recomiendo encarecidamente. Me encantó esa novela.

    Felicidades por la reseña. Me ha gustado mucho.

    Me gusta

    1. Gracias Ana por tu comentario.
      Mira que cosas… Yo tuve una conversación parecida con una mujer ucraniana hace unos meses. Ella me preguntaba: “¿Cómo puede haber comunistas en España? ¿Es que aquí la gente no sabe qué es el comunismo?”.
      Y gracias por la recomendación. Pongo “Pepa Niebla” en mi larguísima lista de pendientes de leer.
      Un abrazo,
      Daniel

      Me gusta

Responder a Ana Bolox Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s