NOTRE-DAME, Ken Follett

1573035457_653284_1573035697_sumario_normalYo fui uno de los que casi se echan a llorar al ver las imágenes de la catedral de Notre Dame de París en llamas, el  mes de abril del año pasado.

Cuando todavía los rescoldos no se habían apagado, las redes se llenaron de consternación, aunque también de comentarios jocosos y de personas que decían alegrarse de “ver arder una iglesia”.

¿Cómo explicar a esa gente que Notre Dame no es sólo “una iglesia”? No hace falta ser creyente para lamentar una desgracia como esa, basta con tener un mínimo de cultura y de sensibilidad. Pero por desgracia, el odio y la ignorancia suelen ir siempre de la mano.

Ken Follett sí admite que lloró aquel día:

“Me encontraba al borde de las lágrimas. Algo de un valor incalculable estaba muriendo ante nuestros ojos. Era una sensación desconcertante, como si la tierra hubiera comenzado a temblar”

No se trata de sentimientos religiosos, sino de algo distinto. Así lo explica el autor de Los pilares de la tierra :

“No soy creyente, pero voy a la iglesia a pesar de todo (…) Desde hace mucho encuentro una honda paz espiritual en las grandes catedrales, igual que millones de personas, creyentes o no. Y tengo otra razón para sentirme agradecido por su existencia: mi amor por ellas inspiró la novela que es sin duda mi libro más popular”.

img_smauri_20191115-190516_imagenes_lv_efe_efesptwelve790337-kds-U471609043281NWF-992x558@LaVanguardia-Web
Ken Follett, a los pies de la fachada de Notre Dame.

El libro que ocupa esta breve reseña, titulado Notre-Dame (2019), es en realidad un pequeño ensayo y al mismo tiempo un emotivo homenaje a este maravilloso templo gótico, icono de la civilización occidental.

Follett repasa en seis capítulos los grandes momentos de la historia de Notre Dame, contagiando al lector su entusiasmo y pasión hacia la gran catedral que se levanta a orillas del Sena. En sus páginas descubrimos por ejemplo los secretos de los canteros medievales o la fascinación que este edificio ejerció sobre Victor Hugo, inspirándole para escribir su inmortal obra Nuestra Señora de Paris.

gargolas7-600

Especialmente remarcable es el prólogo, donde Follett trasmite su emoción y sus sentimientos sobre la destrucción de Notre-Dame:

“Notre Dame siempre nos había parecido eterna, y los constructores de la Edad Media seguramente habían pensado que duraría hasta el Juicio Final; nosotros descubrimos de repente que era destructible. Hay un momento doloroso en la vida de cada niño en el que toma conciencia que su padre no es todopoderoso ni invulnerable. Tiene debilidades, puede enfermar y, un día, morirá. La caída de la aguja me hizo pensar a ese momento”.

Una última cuestión: Ken Follett no obtiene ningún beneficio económico de esta obra. Todo lo que se genere en concepto de derechos de autor será donado la Fondation du Patrimoine, es decir, que quienes compramos este libro estamos contribuyendo a la reconstrucción de Notre Dame y, a la postre, a mantener viva una de las grandes obras de la humanidad. En mi caso, considero que han sido 8,90 € muy bien gastados.

Si te ha gustado esta entrada no olvides hacer clic en Me Gusta. Y si quieres leer más reseñas tal vez te interese suscribirte a Un Humilde Lector. También puedes invitar a un café a este humilde lector a través de PayPal.

2 comentarios en “NOTRE-DAME, Ken Follett

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s