EL ESBIRRO, Sergei Kourdakov

Un marinero ruso de 20 años se lanza a las gélidas aguas del Pacífico norte en mitad de la noche. Su objetivo: alcanzar las costas canadienses y escapar de la Unión Soviética. Su nombre es Sergei Kourdakov y El esbirro (1973) es el relato de su vida.

Este libro fue todo un best-seller en su época. Un testimonio impresionante que no puede dejar a nadie indiferente, aunque a posteriori han surgido ciertas controversias a su alrededor.

Kourdakov relata en primera persona su penosa niñez en los orfanatos soviéticos de la Rusia profunda. Una infancia dickensiana que no deja de ser una historia de supervivencia en el ambiente más hostil que uno podría imaginar.

El niño Sergei acaba siendo “adoptado” por el Partido, adoctrinado en el Comunismo como única razón de vivir y, más tarde, reclutado como líder de un grupo de represión en Petropavlosk, en la lejana región de Kamchatka. Los enemigos de la URSS son numerosos y hay que combatirlos con determinación y contundencia.

En El esbirro, esos enemigos son los religioznik, los creyentes. Cristianos ortodoxos que se reúnen clandestinamente para rezar, celebrar bautizos o simplemente leer pasajes de la Biblia. Kourdakov y los suyos, bien pagados y convenientemente estimulados por sus superiores, serán su azote. Les perseguirán sin descanso y les castigarán sin contemplaciones. Niños, ancianos, mujeres… Todos son enemigos del Pueblo y de la Revolución. Merecen un castigo.

Las escenas de violencia en las redadas que comanda Kourdakov son sobrecogedoras. Algunas de ellas son incluso difíciles de soportar. Curiosamente, esa barbarie no sólo acabará destruyendo a sus víctimas, sino también al propio ejecutor. Kourdakov se sume en una profunda crisis moral e ideológica. Finalmente abrirá los ojos y renegará del comunismo. Y planeará cuidadosamente su huida.

Sergei Kourdakov en una aparición en TV poco antes de su muerte

Lo que acabó de convertir a El esbirro en un libro superventas es la prematura muerte de su autor. Sergei Kourdakov apareció muerto en 1973 en California, poco después de la publicación de su obra. En principio se dijo que había sido un suicidio, pero la investigación posterior arrojó serias dudas al respecto.

El propio Kourdakov ya había dejado escrito que “si me sucede algo, tendrá la apariencia de un accidente”. No era un secreto que había recibido amenazas por parte de los servicios secretos soviéticos. Eran los tiempos de la Guerra Fría y la publicación de su historia personal no era precisamente positiva para el prestigio internacional al que la URSS aspiraba.

La sombra del fraude

Más allá del revuelo causado por lo que sin duda pareció un asesinato político, hubo muchas voces dentro de ciertas organizaciones cristianas que denunciaron a las autoridades estadounidenses de haber usado a Kourdakov como un juguete de la propaganda, poniendo su vida en peligro.

‘The Persecutor’ y ‘Forgive me, Natasha’. Los dos títulos originales del libro de Kourdakov.

Para añadir más confusión a la historia, la periodista norteamericana Caroline Walker realizó posteriormente un trabajo de investigación sobre Kourdakov. Para documentar su biografía, viajó a Rusia para conocer los escenarios de su infancia y juventud, llegando a la sorprendente conclusión de muchos de los lugares que aparecen en el libro no existían.

Desde entonces, El esbirro es objeto de controversia. La opinión mayoritaria es que, pese a las pesquisas de Walker, no se puede afirmar que el libro sea un fraude. La represión religiosa en la URSS (en realidad la persecución política de cualquier clase de disidencia) ha sido largamente documentada a través de numerosas pruebas y testimonios. Y los asesinatos de los desertores fuera de las fronteras soviéticas fueron, digámoslo así, una práctica habitual de la KGB. El precio de la defección. Si Kourdakov hubiera sido solamente un farsante, no habría tenido ese trágico final.

Si te ha gustado esta entrada no olvides hacer clic en Me Gusta. Y si quieres leer más reseñas tal vez te interese suscribirte a Humilde Lector.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s