EL DÍA DE LOS TRÍFIDOS, John Wyndham

61s4TWDRKtLAntes de conocer la existencia de este libro yo ya había visto de niño en televisión la inquietante película (la antigua) en la que el fin del mundo se presentaba en forma de invasión vegetal.

Ya algo más mayor cayó en mis manos la novela en la que se basaba el film, El día de los trífidos (1951), de John Wyndham. Entonces descubrí que la historia era mucho más original y compleja que la que yo había visto en la tele.

El inicio es así: el protagonista, Bill Massen, se encuentra en el hospital con los ojos vendados, convaleciente de una operación para salvarle la vista. Se va a perder el espectáculo de los cielos, las luces verdes del cometa de las que todos están hablando… Y que dejarán a todo el mundo ciego e indefenso.

Una humanidad de seres invidentes, asustados, vencidos. Todos a excepción de él y de unos pocos afortunados que irá encontrando en su camino. Los primeros compases de la novela revelan que los guionistas de la serie de TV The Walking Dead no son tan originales como cabe pensar.

“Debe ser, pensé, una de las alucinaciones más persistentes y reconfortantes de la especie humana, confiar en que ‘no puede suceder aquí’, que el tiempo y el lugar de uno están más allá del cataclismo.”

Este inicio recuerda al de otra gran novela del género de la misma época: La Tierra permanece, de George R. Stewart, si bien cada una de ellas tiene un desarrollo distinto y plantea sus propios conflictos. En el caso de la novela de Wyndham con la introducción de un elemento más en la, ya de por sí terrorífica, ecuación: los trífidos.

Los trífidos

Esta extraña forma de vida, con base vegetal pero comportamientos animales, ha sido creada en laboratorios secretos soviéticos y se han esparcido por el mundo entero por accidente.

Day-of-the-Triffids-The-2009_027-

Estos curiosos híbridos son cultivados en granjas, ya que producen un aceite de alta calidad muy demandado en el mercado. Hay que mantenerlos en lugares seguros, ya que son capaces de moverse y son peligrosos: atacan con una especie de látigo con aguijón que causa la muerte instantánea al que recibe su picadura.

Mientras el mundo está en orden, los trífidos permanecen bajo control, pero tras la ceguera masiva e irreversible de los humanos, se liberan y pasan a convertirse en una amenaza (imposible no acordarse aquí de las salamandras de Čapek).

Y sin embargo, los trífidos no son el tema central de la novela, sino estas dos ideas: la fragilidad de la aparentemente sólida civilización y la reacción de los humanos ante lo imposible, lo inesperado, lo inconcebible.

“Una de las cosas más impactantes es darse cuenta de lo fácil que hemos perdido un mundo que parecía tan seguro y cierto”.

Sinceramente, las escenas de caos y anarquía, esas que pretenden mostrarnos lo peor del ser humano, aparecen reflejadas en la novela con demasiada suavidad. Estoy convencido que la degradación sería mucho mayor si esto sucediera en la realidad, sobre todo en nuestros días. Pero la novela transcurre en el Londres de la postguerra, una ciudad pulcra y ordenada, donde hasta el más burdo de los patanes es capaz de hablar con propiedad y descolgarse con una frase ingeniosa. Un escenario muy del gusto de mi querida Ana Bolox.

john-wyndham
John Wyndham

Sorprendentemente, en lugar de tejer un escalofriante relato de horror y aventura (con la ceguera general y los mortíferos trífidos siempre al acecho, los elementos estaban sobre la mesa), Wyndham prefirió centrarse en analizar cómo la sociedad explora nuevas fórmulas para sobrevivir y reconstruir el viejo mundo: razón o religión, libertad o autoritarismo, colaboración o aislamiento.

“La mayoría de las personas prefieren ser engañadas o arrastradas, incluso obligadas a seguir un camino. De esa manera, nunca cometen un error: si sucede algo, siempre es por culpa de otro”.

No es un reproche, todo lo contrario: The Day of the Triffids es todo un clásico de la ciencia ficción que vale la pena leer y al que hay que acercarse con respeto, porque son muchos las obra posteriores que han hallado algún tipo de inspiración en la novela.

Si te ha gustado esta entrada no olvides hacer clic en Me Gusta. Y si quieres leer más reseñas tal vez te interese suscribirte a Un Humilde Lector. También puedes invitar a un café a este humilde lector a través de PayPal.

2 comentarios en “EL DÍA DE LOS TRÍFIDOS, John Wyndham

  1. Tengo que admitir que no he visto ninguna de las películas (aún), pero si que leí el libro en mi época del instituto, y me encantó hasta el punto de volver a leerlo de nuevo años más tarde. En verdad no es la clásica historia de terror y aventura, sino que aprovecha de maravilla (como bien explicas) este escenario apocalíptico para reflexionar sobre la naturaleza humana. Una novela de lo más recomendable. Estupendo post 🙂

    Me gusta

    1. Hola! Gracias por tu comentario. Si no has visto las películas no te has perdido nada. Como suele ser habitual, el libro les da mil vueltas. Hay unos cuentas novelas apocalípticas escritas en los 50 realmente buenas, de esas que te hacen pensar. Y no pasan de moda.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s